MIS VIAJES DURANTE MI SEGUNDO EMBARAZO

 

Hola chicas! ¿Cómo estáis? Hace unas semanas os pregunté por Instagram si os gustaría que os contase mi experiencia en lo que a viajar se refiere en este segundo embarazo y a muchas os pareció una idea genial y es por ello que hoy os traigo este post 🙂 En todas las fotos que veis estaba ya embarazada, probablemente os sorprendáis recordando algunos de mis viajes porque hasta que os comunique la noticia exceptuando 2 personas nadie sospechó nada 🙂

Como os comenté, nunca he viajado tanto y tan intensamente como en estos últimos meses. Con este post solo quiero tranquilizar a todas aquellas personas que por uno u otro motivo ya sea por trabajo, por distancia de sus familiares o cualquier otra razón vayan a tener que viajar y se encuentren preocupadas por como llevarán esta situación.

 

 

Si recordáis el verano pasado, por el mes de Junio me encontraba con otras compañeras de trabajo en Marruecos viviendo una experiencia increíble de la mano de Azul beréber, al regreso de este viaje me quedé embarazada por segunda vez y en ese momento comenzaba la aventura de vivir un montón de experiencias gestando una nueva vida.

Mi primer viaje de este embarazo fue Jordania donde tan solo estaba de unas 8 semanas aproximadamente, luego fueron las fashion weeks de Londres y Paris, varios viajes a Madrid y Barcelona, y el último fue Lisboa cuando acababa de cumplir 27 semanas.

Sabéis que durante el primer trimestre tenemos una mayor probabilidad de que el embarazo no vaya adelante y muchas personas prefieren no hacer viajes durante estas semanas hasta comprobar que todo está bien. En el caso del embarazo de Itzel decidimos ir de viaje de novios una vez pasadas esas 12 semanas, era primeriza y sentía que aun no sabia escuchar muy bien a mi cuerpo en este aspecto

 

Lo cierto es que la experiencia de mi primer embarazo me ha enseñado a escucharlo mejor y a saber cómo va todo en cada momento (no me malinterpretéis, no significa que no me equivoque pero siento las cosas de otra forma completamente distinta). Se me presentaban un montón de proyectos interesantes y yo me encontraba al 100 %, es más hasta que supe que estaba embarazada , sobre la semana nueve al volver de mi viaje a Jordania , me encontraba tan bien y llena de energía nada me hacía sospechar de que estaba esperando un nuevo bebé.

 

 

Tomar la decisión de esta forma de vida durante estos meses depende mucho de varios factores pero principalmente de si has tenido complicaciones o no a la hora de concebir ese bebé. En nuestro caso siempre ha sido de forma rápida y sin ninguna tipo de complicación al igual que el desarrollo de mi primer embarazo donde todo transcurrió sin ninguna complicación y lo llevé genial desde el principio hasta el momento en el que conocí al amor de mi vida y esto es algo muy tranquilizador y esperanzador a la hora de enfrentarme a como organizarla todos estos proyectos que se me presentaban en todos estos meses y que me exigían estar de un lado para otro. Es cierto que cada embarazo es distinto al siguiente pero creo que en los aspectos más de peso si que tienen un gran porcentaje de ser parecidos y más todavía si una se encuentra al máximo.

 

 

Al final lo he llevado tan bien que hasta me he atrevido a volar sola con Itzel con todo lo que ello supone, tirar de un bebe de menos de dos años con como mínimo por el aeropuerto su maleta de mano, mi bolso y doscientos juguetes, galletas, agua entre otros. Correr detrás de él, jugar y mil cosas más que todas las mamis ya conocéis.

 

 

Espero haberos tranquilizado al contaros mi experiencia. Yo siempre he intentado ser una madre cero dramas, que intento disfrutar del momento y de las oportunidades que se me brindan y creo que esta actitud siempre ayuda a llevarlo todo mejor. Y aunque muchas veces esté agotada siempre hay que tirar hacia delante porque en unos años echaremos de menos estos momentos que hemos vivido 🙂 Al final todo es cuestión de actitud 😉 Much love!

 

 

Comenta este post